Luisa Ng

Gracias por escribir de corazón y por compartir tu historia con nosotros. Tu fortaleza nos inspira. Entendiendo tu experiencia nos ayuda a mejorar el cuidado que proveemos a muestros pacientes y por ello estamos especialmente agradecidos. Estoy muy alegre de verte caminar nuevamente.

Dra. Louisa Ng
Deputy Director, Rehabilitation Service
Campus Royal Park, Royal Melbourne Hospital

Mi Alien y yo de Meyi Cuellar, publicado en Melbourne, Australia 2013

Cuando me pidieron que escribiera sobre el libro de Meyi Cuellar Mi Alien y yo, sabía que se trataba de las experiencias de la autora ante e ldiagnóstico médico de una enfermedad impronunciable, pero no mucho más.

Cuando termine el libro me quede maravillada del recuento que había logrado la autora. Meyi, no solo nos lleva con ella a través de una terrible odisea de meses en un hospital y en un centro de rehabilitación, sino que también nos cuanta sus experiencias como emigrante e incursiona en reflexiones sobre la naturaleza de la emigración misma, las consecuencias de no poder comunicarse de forma efectiva en inglés, la necesidad de las conexiones sociales y toda una gama de temas. Todas sus reflexiones son importantes y dignas de largas de tardes de tertulia y documentación, sin embargo, lo que a mí me ha llamado la atención de forma muy particular es, lo que Mi Alien y yo nos revela sobre la inteligencia emocional de la autora.

Yo diría que Mi Alien y yo constituye un importantísimo estudio de caso práctico sobre lo que los psicólogos contemporáneos llaman la Inteligencia Emocional del ser humano – unos de los tipos de inteligencia más valiosos que la ciencia de la psicología ha identificado en las últimas décadas y que, según sus teóricos “constituye y determina al ser humano, distinguiendo su bienestar social”.

Hay un número de componentes que los psicólogos han identificado como determinantes en el desarrollo y/o la identificación de la inteligencia (IE) de la persona, y todos estos componentes se encuentran en Mi Alien y yo. Por ejemplo la autoconciencia – la capacidad de conocer y reconocer las propias emociones.  Meyi nos habla numerosas veces de sus emociones, las describe y al describirlas logra manejarlas, las autorregula que es otro de los componentes de IE. Meyi siempre encuentra razones para seguir adelante, poniendo enormes esfuerzos para seguir obteniendo logros, por muy insignificantes que parezcan, y para seguir manteniendo su motivación o el impulso a obtener logros más allá de las expectativas, otro componente de IE.

Pero Meyi, no solo esta internalizada en su propia odisea, sino que su empatía – la capacidad de reconocer y considerar las emociones de los demás -que es otro de los componentes de la IE- también está profundamente reflejada en su escrito.Como también están reflejadas sus habilidades sociales, el último componente de la inteligencia emocional, que tiene que ver con la capacidad para relacionarnos y reconocer el aporte de los demás. El gran aporte de Gerardo, su compañero, queda claramente narrado, pero también el aporte de su familia, sus amigos, el del personal médico, de enfermería y de otros empleados sanitarios.

Mi Alien y yo es un libro importantísimo que nos revela una forma de enfrentar las adversidades de la vida con entereza y resiliencia. Meyi nos dice que “el ser humano es adaptable por código genético” (p. 330) y cuando al final del libro, usando su gran creatividad, opta por ‘negociar’ con su Alien, no solo nos está demostrando su  teoría, sino que está poniendo su propia experiencia de adaptación como ejemplo.

Concuerdo con Rubén Mendoza que escribe que Mi Alien y yo es obligatoria lectura para los trabajadores del sector de la salud, pero yo añadiría que este libro debería ser lectura obligatoria para todo el mundo. ¿Quién no ha tenido grandes pérdidas de todo tipo? Por ejemplo,  pérdida de un ser querido, una profesión, toda una cultura al emigrar, una relación importante, una capacidad física, como la de caminar de la autora.  Meyi nos demuestra la gran diferencia que existe entre la resignación ante una situación negativa y la adaptación – lo que ayuda no solo a la autora, sino también a su entorno.

La experiencia documentada por Meyi en Mi Alien y yo nos invita a seguir su ejemplo y a conseguir los mejores resultados ante una experiencia dolorosa y totalmente inesperada.

Rafaela López-Torres

Melbourne, Junio 2013

Tere MucharrazMeyi,  leí tu extraordinario libro con mucho interés y quiero darte las gracias por la lección de vida que nos transmites con tu muy particular forma de luchar contra la adversidad. Quiero confesarte que he leído muchos libros motivacionales y de superación personal y nunca había encontrado de una forma tan sencilla y clara la manera de enfrentar problemas, superar obstáculos, detectar debilidades y sobre todo reconocer virtudes de los demás.  A seguir adelante alcanzando metas y “…encontrando la vaca”

Tere Mucharraz.- Productora de Televisión